Las Dixie Cups en un posado de camino a la iglesia del amor

Las Dixie Cups en un posado de camino a la iglesia del amor

1 note

19 plays

Buenas tardes a todos!

Recuerdan que hace un año, uno de nuestros NO seguidores remitió un mensaje remarcándonos que éramos unos lentos vagos por subir el primer corte de la BSO de la serie TREME en carnaval? sí, aquel mensaje (pueden verlo aquí) como para dejar claro que él había estado en el Mardi Gras y nosotros no…lo recuerdan? pues hemos decidido que eso había que remediarlo. Nos referimos a la vagancia, no a que, un año mas, nos quedemos sin visitar New Orleans.

Hoy traemos ante ustedes un verdadero clásico del Mardi Gras, y juramos que no tenemos ni idea siquiera si sale en la Banda sonora de TREME. El tema en cuestión tiene además cierta miga y les recordará a la historia que ya les contamos aquí sobre la evolución del tema “Rhum & Coca Cola”. (Pueden verlo aquí)

Algunos de ustedes sabrán, sin falta de haber estado allí como nuestro NO seguidor, que el Mardi Gras es el carnaval de Nueva Orleans. Hasta aquí todo claro. También saben ustedes que lo mas característico, aparte de los collares de cuentas, las tías enseñando las tetas y una población hasta el culo de bebida, son esos maravillosos desfiles musicales en los que una First Line (el público que sigue a la banda) y una Second Line (La banda musical) se van paseando por la ciudad a ritmo de Dixie, mientras se va con sus mejores galas, eso lo explicamos en el anterior Martes de la grasa, pero puede que nos les hayamos hablado de otra de esas costumbres criollas del martes de la grasa que nos parece de lo mas extravagante: las TRIBUS INDIAS.

Efectivamente. Esta especie de tribus indias y la forma de comportarse es una cosa un tanto peculiar, verán:

Por lo leído por el servicio de documentación de WT, esta tradición proviene de, por una parte,  una curiosa forma de dirimir las disputas mediante lo que antiguamente eran peleas a mano abierta y ahora son meros combates simbólicos sin violencia de ninguna clase pero con mucha mofa y befa del grupo contrario, que se remontaría a los tiempos de la esclavitud cuando a los trabajadores forzados (africanos todos ellos) se les dejaba tiempo los domingos para que disfrutaran un poco de darse de hostias. Tal cual.

Por el otro lado, y esto es una cosa que nos dejó un poco confundidos por lo cogido por los pelos que nos parece, tenemos el asunto de los trajes. Si ustedes no lo saben, las tribus indias de New Orleans van ataviados con unos carísimos, elaboradísimos  y vistosisimos trajes de plumas que ya hubiese querido Norma Duval para sí. Esta parte parece que tiene que ver con que mucha población africana se enrolaba al ejército norteamericano que combatía en el oeste con los nativos americanos una vez que la Unión se hizo con la victoria contra los estados del sur y se abolió la esclavitud. Aniquilado el enemigo nativo, muchos de estos esclavos soldado, ya licenciados del servicio militar acabaron en las filas del show de Buffalo Bill. La historia es un poco mas compleja y mas larga pero para resumirla, los trajes de indio se quedaron como parte de la tradición carnavalera una vez que el show de Buffalo Bill pasó por NO por primera vez. Aten cabos.

El cometido de estas tribus es pasearse por toda New Orleans sin orden ni concierto seguidos por un grupo de percusión mientras cantan cosas que ni ellos mismos entienden pero que al parecer son mezclas silábicas, como decimos, la mayor parte sin sentido alguno, de varios dialectos africanos, siguiendo la tradición de dirimir las diferencias a porrazos, así que la tribu va por la ciudad dando el cante hasta que se encuentra con otra tribu a la que el BIG CHIEF (el cofrade mayor, vaya) decide si se para a pelear y reirse del aspecto “marica” que le confieren las plumas al big chief contrario, o si decide ignorarlo por ridículo. Si pasa la último cada tribu sigue su camino como si nada; sin embargo si deciden pelearse es cuando hay esa pelea dialéctica en ese inventado idioma silábico del demonio. 

Para darle mayor carga de romanticismo a este asunto, les aclaramos también que hay 4 grandes figuras dentro de una tribu, como si esto fuera el STRATEGO: Tenemos a los SPYBOYS, que son como los exploradores. Van por delante de la tribu en lo que ellos llaman “traje ligero” y allanan el camino e intentarán evitar cruzarse con otras tribus. Luego están los FIRST FLAG que son portadores del estandarte de la tribu. Tenemos también a los WILDMEN. Son justamente los que llevan consigo las armas, y por último a quien “corta el bacalao”: el BIG CHIEF. Este último es quien decide donde se va, y por quien merece la pena pararse a pelear y quien no.  Por supuesto es el que se enfrenta con el Big Chief de la banda contraria en el combate a muerte simbólico.

Puede que ustedes no hayan entendido nada porque es un poco todo como muy “sinsentido”, sin embargo es una cosa muy bonita de ver en los vídeos. Colorista desde luego.

Y aquí es donde entramos en la canción de hoy, que como les decíamos anteriormente tiene un poco de historia. Hoy vamos a escuchar una canción que muchos de ustedes habrán escuchado de boca de nada mas y nada menos que Cindy Lauper. Pues sí, un cuadro de mujer como los trajes de las tribus. La canción en sí se llamó originalmente “Jock O Mo” y se trasnformó en el actual “Iko Iko” gracias a las Dixie Cups, que fueron las primeras en grabar el tema en un estudio.

El autor de esta joya es un tal James Sugar Boy Crawford que inspirándose en esas canciones que cantan durante los combates a muerte dos tribus que se encuentran, se inventó esta canción que hablaba de un spyboy de una tribu que se topa con el First Flag de otra y le amenaza con quemar su bandera.  EL autor reconoce en varias entrevistas que no tiene ni la mas mínima idea de qué significan las sílabas sueltas que pueblan su canción. Tan solo le sonaban a lo que oía en los desfiles de carnaval. Pueden hacerse una idea de como son esos dialectos inventados cuando lleguen a la parte de “Jock-a-mo-fee-na ai na-ne”

A pesar de que James Sugar compuso la canción, se acreditó como autoras de la misma a las Dixie Cups, que solo la conocían porque se la oían cantar a su abuela, por lo poco que se sabía de la autoría real de la canción. Las Dixie la grabaron, al parecer por accidente, mientras esperaban para grabar otra cosa se pusieron a improvisar, cantaron esta canción y al productor le encantó, así que lo grabaron en versión cruda y sin mayor instrumentación que unos palitos y unos ceniceros. hoy.

James Sugar las demandó por plagio pero solo ganó una parte de los derechos. A día de hoy se sigue identificando como autoras a las Dixie Cups. Y sobre estas últimas, pues si alguien está interesado en saber quienes eran, además de las autoras de la canción mas versioneada del MArdi Gras y de ser las ganadoras de la lotería por ello (sin merecerlo), son, esta vez si, las autoras de ese gran clásico del pop vocal de los años 60 llamado “Chapel Of Love”. Un gran tema también.

Y poco mas por hoy, esperamos que vayan ustedes preparando sus trajes de plumas para el martes de la grasa de este año y que muchas señoritas les enseñen las tetas a su paso.

Si ustedes quieren ver como funciona eso de ver carne de novicia en el carnaval, miren aquí en este ilustrativo vídeo de un matadero.

Iko Iko - The Dixie Cups

3 notes

49 plays

Buenas y santas, amigos de Waltzingtennessee

Ya iba siendo hora de volver al trabajo y acercarles alguna que otra joya escondida entre los papeles del bunker.

Hoy tenemos a una de las, que se dice, personas mas influyentes de la música country e incluso del rock con nosotros. Hoy lanzamos a bombo y platillo a los  Flying Burrito Brothers y tras ese seductor nombre se encontraba nada mas y nada menos que el idolatrado y con una biografía de un buen “averías”: GRAM PARSONS. 

La historia es mas o menos así: Gram Parsons era un muchacho con dos grandes cualidades. La primera era talento extraordinario para la composición, algo que demostró como integrante de los Byrds, con los Burritos volantes e incluso en solitario. Con solo 26 años es aclamado, como decíamos al principio, como una de las personas que mas influyeron en el desarrollo de la música Country moderno, el folk americano y que ayudó a que se acuñara ese término/etiqueta al que va todo aquello que suene a folk llamado AMERICANA.

Pues bien, el amigo Parsons era un buen chaval, inquieto aunque algo huidizo hasta que le dio por ponerse a componer, cantar y sobre todo hasta el culo de drogas, la cual constituye la segunda gran cualidad de mr.Parsons. Cuando todavía era un pipiolo y estudiando en Harvard le dio por montar con unos amiguetes su primera banda: The international submarine band (qué gusto por los nombres largos tenía, se dirán ustedes). La banda llegó a grabar un disco que, por unas cosas u otras, se retrasó tanto en su lanzamiento que para entonces la banda se había separado y ya ni se hablaban. Pero a raíz de ese primer lanzamiento, fue llamado a formar parte de los famosos The Byrds muy famosos por entre muchas otras cosas hacer un disco entero cantando canciones de Bob Dylan. Pero eso fue mucho después de que Parsons fuera expulsado tras una gira por Europa donde conoció a los Rolling Stones y sobre todo se dejó llevar por el “Bon Vivantismo” del amigo Keith Richards, a la postre gran amigo de Gram Parsons hasta el día de su muerte. De aquel contacto con los Stones salió la famosa canción llamada “Wild Horses” composición de Parsons para los Stones, y que él mismo interpretó mas tarde.

A pesar de ser expulsado de la banda por drogata y por dejar plantados a los Byrds en plena gira, se ve que estos no eran tampoco unas ángeles y debajo de la alfombra había mucha mierda guardada. Tal es así que uno de los miembros de los Byrds decide abandonarles y que va a montar otra banda con nuestro protagonista de hoy. Quizá ustedes ya vislumbren lo que iba a pasar en un futuro cercano, pero no nos adelantemos tanto. La cosa es que esa banda se llamó: The Flying Burrito Brothers y su primer disco “The Gilded Palace of Sin" es, perdonen el grosor de nuestras palabras, una puta obra maestra. Aún así y con todo, el disco sería lo que ustedes quieran pero se comió los mocos comercialmente hablando. Un año mas tarde deciden grabar otro disco y, como lo habrán adivinado ya antes, despedir a Gram Parsons casi en el mismo acto. Los motivos: los mismos que hemos venido apuntando todo este tiempo, ser un drogata y un mal compañero.

Pero Gram Parsons es un chico con un talento enorme y una visión del country tan reveladora que no tarda ni diez minutos en firmar con una discográfica que le propone grabar cosas en solitario. En esas grabaciones es donde conoce a una de sus asociaciones musicales mas recordadas de su carrera: Emylou Harris, con la que graba una serie de discos maravillosos de los cuales recomendamos una escucha repetida. Emylou, a pesar de sus buenos modos interpretativos no habría sido practicamente nada si no hubiera conocido a Parsons, esa es nuestra opinión.

Hasta aquí lo que viene siendo su carrera musical, que para muchos es posible que les hubiera pasado desapercibida. Pero queremos detenernos un instante en un bizarro acontecimiento dentro de la vida y obra de este hombre. Decimos mal porque en realidad es un acontecimiento bizarro después de su muerte y no de su vida… 

Gram Parsons tenía bastante fijación con el Parque nacional del Joshua Tree desde la primera vez que fue a aquel lugar. Tan así era que llego a confesar a sus íntimos que cuando se muriera le gustaría que sus cenizas fueran esparcidas por los alrededores del árbol. Hagamos aqui una pequeña elipsis temporal y vayamos al momento en que, en medio de un supuesto periodo de rehabilitación de las drogas, Gram Parsons es encontrado muerto con la una dosis de morfina capaz de fulminar a Hulk en la sangre y un par de copas para quitar el mal sabor de la medicina en el estómago. Inmediatamente la familia de Parsons reclama el cuerpo y pide se lo envíen a New Orleans, donde el padrastro de Parsons iba a organizar un funeral en su honor y al cual había dado orden de vetar a cualquier persona que tuviera algo que ver con el negocio de la música, y en especial a todas las amistades que Parsons hubiera hecho dentro y fuera de aquel periodo creativo suyo. Pero aquí está el momento bizarro. Uno de aquellos cercanos amigos que estaban presentes en el momento de “quiero que me quemen y lancen mis cenizas aquí, en el Joshua Tree”, el cineasta Phil Kaufman, digamos que hizo desaparecer el ataud (cuerpor incluído) del aeropuero de los ángeles, se lo llevó a no se sabe donde, lo quemó y efectivamente esparció las cenizas en el punto exacto donde Parsons había deseado quedarse para siempre.

Nuestras informaciones no nos llegan para contarles como explicó esto el señor Kaufman a la policía pero lo que quiera que dijese no le apartó de ser un reputado director de cine con posterioridad.

En fin. Pues llegado a este punto, y a decir verdad, hemos dado muchas vueltas sobre qué canción subirles de entre todo lo bueno que conocemos de GP. Al final nos hemos decantado por una de las canciones que están dentro de ese gran primer disco de los Flying Burrito Bros: Juanita. Esperamos que les guste como nos gusta a nosotros aquí en el bunker de WT.

Si ustedes quieren conocer cual es la receta para aguantar la mezcla de alcohol y droga dura, lean aquí en las memorias inconclusas de nuestro héroe de hoy. Se quedó a medio experimento.

 Juanita - The Flying Burrito Brothers

1 note

Spike Jones, escogiendo regalo del catálogo de Victoria’s secret . 

Spike Jones, escogiendo regalo del catálogo de Victoria’s secret . 

2 notes

20 plays

Buenos días, amiguitos

De nuevo, unas navidades mas, estamos con ustedes para desearles todo el bien del mundo de un modo bien particular.

Resulta que hace ya un tiempo escuchamos que en el mundo anglosajón, el villancico que “lo peta” es uno que canta Mariah Carey que se llama “All I Want for Christmas is you”. Típico, tópico y completamente vulgar. En un mundo en el que cualquiera puede pagar por el amor, lo menos que puedes hacer es mostrarte tacaño, no pagar.

Y es que una vez, una de nuestras empleadas de limpieza del bunker nos dejó esta frase en la cena de empresa: “Déjense de brindis y hostias, aquí hemos venido a por los regalos”. Efectivamente y sí, lo importante de la navidad no es el amor al prójimo, se verbaliza el amor como peaje para recibir el mejor de los presentes posibles y que no te encuentres con una caja enorme que al desenvoverlo es una puta Foundue que va a ir directa al foro de compraventa de Facebook donde cada uno tenga ganas de estar.

Pero no nos desviemos de lo que importa aquí. Les decíamos que Mariah Carey es una tacaña de tomo y lomo, el año pasado, si ustedes no lo recuerdan pueden verlo aquí, les mostramos como Eartha Kitt (ella sí que sabía) le pedía a Santa que no se anduviera con mierdas, que le mandase un buen abrigo de pieles, qué coño. Y así son las cosas en navidad, amigos. Déjense de mierdas etéreas y vayan al grano. Nuestro amigo de estas navidades, el señor Spike Jones, se dedicó toda la vida a hacer mofa de grandes clásicos de la música popular de su tiempo. En este caso, se marcó una canción navideña bastante decente dado lo hilarante de la letra y que nos viene al pelo para lo que decimos aquí hoy: Vayan al grano y hagan lista de regalos navideños igual que lo harían para su boda. Añadimos que deben ustedes “abrir extremo”, eso que se dice en los cursos de noegociación para que cuando te digan que te lo venden por 30 rupias menos de lo que has pedido de inicio, eso sea incluso una ganga de compra.

Así que si ustedes quieren hacerse la lista de regalos de este año y no tener que volver al corte inglés el día de las rebajas a cambiar el pijama de Hello Kitty cuando lo que quieren es uno de Hulk, miren aquí en este catálogo de regalos. No les olvidamos y les deseamos un silbante año nuevo, lo dice el señor Jones al final de la canción.

Aprovechamos este post para dedicárselo a la señorita E, porque ella lo vale. Palabra de WT.

All I want for Christmas (is my two front Teeth) - Spike Jones 

2 notes

Ahí tienen al rostro del terror “itself”….Truco o trato!!!!!!

Ahí tienen al rostro del terror “itself”….Truco o trato!!!!!!

9 plays

Terroríficas tardes, amigos de los siniestro.

Hemos resucitado de entre los muertos para celebrar el levantamiento de tumbas, los festines de pociones humeantes, los banquetes de cerebros, y de paso traerles un tema para que se pongan a bailar y aullar al mismo tiempo.

No nos entretendremos mucho porque lo importante hoy son los caramelos, los fantasmas, las arañas detrás de las puertas y los bichos saliendo por las rendijas del fregadero.

Les traemos para esta noche un original de Baker Knight que firmó el single como Round Robin. Es un tema perfecto para aullar a la luna y vengarse de sus enemigos bajo una sábana blanca. 

Si ustedes tienen unos colmillo de carnaval y una mascota que se caga por toda la casa, pueden ustedes darle una lección de liderazgo aquí, en este callejón oscuro con un farolillo al fondo.

I’m the wolfman - Round Robin

1 note

Y esto amigos, no es mas que el efecto del Red Bull de frambuesa…

Y esto amigos, no es mas que el efecto del Red Bull de frambuesa…

3 notes

59 plays

Buenos días!

Aquí volvemos, una vez terminadas las vacaciones de las que no se han enterado ustedes, por aquello de que les tenemos “abandonaditos” a su suerte y eso. Pero no desfallezcan porque les traemos mandanga de la buena, para que pasen un rato estupendo frente al café ahí en sus oficinas.

El plato de hoy es un poema francés de Paul Verlaine, interpretado por el mil veces grande Charles Trenet, con una historia bastante curiosa detrás. Puede que algunos de ustedes ya la conozcan, pero estamos convencidos de que si es así la disfrutarán mucho mas, y en el caso de que no conozcan la canción o la historia, digamos que de hoy en adelante les parecerá una cosa deliciosa. Les advertimos de que lo que hoy oirán aquí es una interpretación de los poemas de Verlaine, con unos estupendos arreglos musicales.

Desconocemos si ustedes están al tanto de la llamada OPERACIÓN OVERLORD. Sí, esa operación que fue el principio del fin de la expansión nazi por Europa, y que dio paso al desembarco de Normandía. Pues bien, digamos que durante varias semanas el servicio secreto británico, el MI5 emitía vía BBC estrofas del poema de Paul Verlain: “La Chanson de l’automne”, como mensaje a la resistencia francesa de que algo se estaba cociendo. Lo que se estaba cocinando era el desembarco de Normandía en las playas Utah, Omaha y Juno beach. Ustedes ya saben la que se preparó allí.

Como decimos esas estrofas se emitieron durante semanas hasta que todo estaba preparado y listo para la entrega. En ese momento y no antes, la BBC emitió la narración del texto íntegro del citado poema, lo que era el mensaje clave de que el desembarco iba a tener lugar en el día D a la hora H.

Y así fue. Los americanos, británicos y canadienses entraron en las playas a la carrera. En una  playas con mas bien poca defensa gracias a la intervención de un señor catalán cuyo nombre clave era: GARBO. Este agente doble, que trabajó para los ingleses incluso cuando ellos mismos no tenían ni idea de que lo hacía, consiguió convencer a los alemanes de que el desembarco real iba a ser en el pas de Calais y no en Normandía. Planchazo para los planes alemanes. Pero eso es otra historia que deberían ustedes leer mas detenidamente y mejor contada en otro lugar que no este.

Y no nos olvidamos del grande de Trènet. Para ponerle un poco de picante a esta entrada, nos centraremos en los episodios que el bueno de Charles vivió durante la segunda guerra mundial. Fue acusado de simpatizante nazi por actuar durante la ocupación de Francia para la cúpula de mando nazi en el Folies Bergère y aceptar posteriormente cantar en los campos de prisioneros. Fue incluso acusado de ser judío pero, para salvar el culo, Trenet tiró de árbol genealógico y terminó demostrando que era mas francés que la barra de pan.

Si ustedes quieren desembarcar en casa de su madre a llevarse todos los tupperwares llenos de cocido, miren aquí en esta simulación de carrera sobre baldosa de cocina.

Verlaine (Poème: La chanson de L’automne) - Charles Trènet et Paul Verlaine

5 notes

Debido “al resplandor” de este señor, esta entrada ha sido escrita usando gafas polarizadas. Vean ustedes el brillo de sus dientes.

Debido “al resplandor” de este señor, esta entrada ha sido escrita usando gafas polarizadas. Vean ustedes el brillo de sus dientes.

Keep your coffee hot

Just keep that coffee hot

Be sure you make a lot

Your coffee hits the spot

So keep that coffee hot

I love your coffee pot

So keep your coffee hot

Just got my paper day

For I don’t plan to stay

I’m leaving right away

Tonights my night to play

I love your coffee pot

So keep that coffee hot

Got some troubles to lose

Gonna leave down those blues….oh goodbye

Gonna have me some fun

until I see the sun in the sky

But whatever I do

I will come by to you 

1 note

79 plays

Buenos días a ustedes e insomnes noches para nosotros.

Aquí estamos nosotros un día cualquiera trabajando hasta muy tarde para traerles el “cafecito” de la mañana. Y es que nos consta que algunos seguidores escuchan las canciones que amablemente les subimos a este tumblr tempranito en la mañana, en algún momento indeterminado entre el desayuno y el break para el café en la oficina. Sabedores de todo esto, en el día de hoy nos hemos puesto el sombrero de pensar y hemos acordado que debíamos traerles a aquellos que toman el café mientras escuchan nuestros chascarrillos, una deliciosa canción que habla de…CAFE CALIENTE.

Les advertimos que la entrada de hoy es un poco diferente ya que, al igual que la que les hablamos del actor y cantante Burl Ives , en la carrera de nuestro artista de hoy ha tenido mas relevancia sus incursiones en el cine y el la TV que la parte musical. Pero, no hay mal que por bien no venga, porque si una cosa nos gusta en WT es revelarles algunas sorpresitas de vez en cuando y pensamos que esta no se la esperan. Sigan leyendo:

Pues resulta que nuestro artista, de nacimiento, se llamaba Benjamin Sherman. Dicho así no les va a decir nada. Seguramente el que tocase el piano desde los 15 años y que con su tempranera banda tocase en garitos durante la ley seca, frente a Al Capone, tampoco les dirá nada. Estamos seguros que el nombre que se le quedó a raíz de unas grabaciones que hizo en los años 40, porque al productor le parecía que su nombre de nacimiento era poco “catchy”: Scatman Crothers, tampoco les dirá absolutamente nada. Pero es muy probable que su carrera en el cine y la TV, como dijimos antes, les va a sonar muuuucho mas.

Pues miren, el señor Sherman le puso voz al dibujo animado de, nada menos que, Hong Kong Phooey!. Sí amigos, este señor era la voz que había tras el perezoso conserje que se liaba a dar patadas y puñetazos a ritmo de onomatopeya y que tenía enamorada a la secretaria de la policía, la señorita Rosemary. Pero no se queda ahí la cosa. Scatman Crothers tenía “el resplandor”. Efectivamente. Era el señor majete que le decía al pequeño de la casa, que él también tenía “el resplandor”. Para desgracia de nuestro bunker, ni Kubrick se libró del estereotipo de director de terror que mata al negro en primer lugar.

Como en la película, el señor Sherman se murió en realidad en 1986 de cáncer de pulmón y no de un hachazo. Una pérdida en cualquier caso.

Como no hemos encontrado el karaoke para esta canción, nos hemos tenido que currar uno que les subiremos en otro post adicional a los dos de siempre. No se vayan a pensar que dice gran cosa, no. Pero es una bella canción para empezar el día o terminarlo como hacemos nosotros en este momento.

Si ustedes quieren saber si tienen “el resplandor”, miren aquí y vean si la gente a su alrededor lleva gafas de sol cuando les miran fijamente.

Keep your coffee Hot - Scatman Crothers

6 notes

Los Pine ridge Boys y sus camisas de leñador. Un poco de pelusa alrededor de la cara y serían unos perfectos hipsters.

Los Pine ridge Boys y sus camisas de leñador. Un poco de pelusa alrededor de la cara y serían unos perfectos hipsters.

49 plays

Buenas tardes!

Sabemos que muchos de ustedes pensarán que les hemos abandonado, pero no. Aquí estamos de nuevo con otra melodía que traerles a sus oídos.

Suponemos que están al corriente, pues solo hace falta abrir la ventana para darse cuenta, del inestable tiempo atmosférico que nos azota en esta primavera ya cercana al verano, así que hemos pensado que  haciendo un sacrificio a Manitú en forma de clásico, quizá nos quite un poco de lluvia y nos traiga unos rayitos de sol.

 

Para hoy no nos hemos roto mucho la cabeza y les brindamos la oportunidad de conocer un poco mas la canción que nos servirá como atrayente del sol. El “clasicazo” mas de 300 veces versionado: “You are my sunshine”.

Lo primero que deben saber es que “you are my sunshine” es como el “Asturias patria querida” del estado de Louisiana, pero quizá para entender como llegamos hasta ahí tengamos que ir un poco hacia atrás en el tiempo, concretamente hacia los orígenes: los depresivos años 30.

La versión que al parecer todo el mundo tiene en la cabeza es una por Johnny Cash junto con su amigo Bob Dylan que salió a la luz en aquel disco llamado “Nashville Sessions”. Puede que alguno de ustedes haya llegado incluso a mas atrás, justo donde nos vamos a parar, la versión del “taimado” ex-gobernador de Louisiana por dos mandatos no consecutivos Jimmy Davis.

El señor Davis, haciendo uso del dinero que le habían reportado algunos de sus éxitos anteriores como cantante y viendo el potencial de la canción, compró los derechos de “You are my sunshine” por la escalofriante suma de 250$ americanos, y nada menos que para utilizarla como tema en sus campañas de elección y re-elección a gobernador del estado. De esa asociación entre Davis y el tema de hoy, que actualmente “You are my sunshine” es uno de los himnos de Louisiana.

Pero la canción la había escrito un señor, al parecer muy buena gente, pero poco avispado para los negocios nacido y criado en un lugar de nombre fabuloso: LaGrange, Georgia. Oliver Hood, que así se llamaba el infortunado compositor, parece ser que era músico aficionado y que en su día escribió la letra de la canción en un papel de estraza de esos marrones que le daban como bolsa en la tienda al comprar un kilo de alubias. Sus hijos aun conservan ese papel y el recuerdo de su padre interpretando la canción desde el balcón de un hotel para una convención de los Veterans of Foreing Wars (VFW) en el año de 1933.

 Nada se sabe de esta canción entre esa primera presentación en sociedad y la grabación a cargo de los Pine Ridge Boys, el tema que vamos a paladear hoy, en 1939 para el sello Bluebird. Pero no se vayan todavía, porque si los Pine Ridge Boys grabaron en Agosto, otra banda del norte de Georgia hacía lo propio en diciembre; se llamaban los Rice Brothers Gang. Y aquí llega la madre del cordero, uno de los Rice Bros, concretamente Paul, fue quien le vendió los derechos al ex gobernador Davis.

 No sabemos como Paul Rice se hizo con la canción, quizá estaba el día que Oliver Hood cantó la canción paseando por LaGrange, o tenía una de las otras tres grabaciones anteriores, una de ellas la mencionada ya y una mas a cargo de la Familia Carter, pero de repente grabó el tema  y luego vendió los derechos como suyos. Como resultado de aquel chanchullo el Ex gobernador Davis no tuvo ningún reparo en acreditarse como compositor de la canción y así ha pasado a la historia hasta nuestros días. 

 A todo esto, el señor Hood no había tenido mucho problema con todo este asunto hasta que en los años 40 la canción se convirtió en una especie de “moneymaker” y pensó en pelear por lo suyo. Al final no lo hizo, pero empezó a registrar todas las canciones que había escrito y habría de componer hasta que se murió. Lamentablemente para él, nunca mas volvió a tener un éxito como el de “You are my sunshine”. 

 En 1957, imaginamos que en un arrebato de rabia, compuso otro tema llamado: “Somebody Stole My Sunshine Away” pero nunca se llegó a grabar por miedo a las represalias legales que aquello pudiera ocasionarle. Una de las estrofas decía esto:

 

"Somewhere the sun is shining,

But There’s rain in my heart today,

There’s no denying

My heart keeps crying

Somebody stole my sunshine away”

 

Y bueno, como podrán ustedes leer, la canción es casi profética. Detrás de ese ritmillo afable y de ese título y estribillo tan aparentemente bonito como piropo se oculta una historia de cuernos. Terrible como la vida misma.

Si ustedes quieren evitar que les pase en el metro, lo mismo que al compositor o al personaje de la canción, y les roben también la cartera, les recomendamos que aprendan aikido aquí, en uno de esos cursos por fascículos.

 

You are my sunshine - The Pine Ridge Boys

 

7 notes